Tras el triunfo de Racing ante Lanús en la Fortaleza, que le permitió mantenerse como único líder de la Superliga, Eduardo Coudet habló en conferencia de prensa y analizó el rendimiento del equipo.

"Jugamos contra un rival muy duro en una cancha difícil y nos llevamos los tres puntos. Defender la punta es la responsabilidad que asumimos y diría que es nuestra obligación pelear hasta el final. Simplemente hay que seguir apuntando a cada objetivo y a cada rival que se presenta", explicó el Chacho.

En tanto, Coudet puntualizó en la falta de efectividad: "El equipo me gustó porque generó e intentó. Creo que faltó un poquito en la definición, para cerrar más tranquilos. Hubiésemos terminado un poco más relajados. Sin embargo, también hay que aprender a ganar 1-0".

Luego, habló sobre el polémico cambio que hizo, al sacar a un delantero (Licha López) y poner a un defensor (Alejandro Donatti): "La prensa pide a Donatti y lo puse. Había entrado Coniglio, ellos se empezaron a lanzar y por eso optamos por Alejandro. Siempre es preferible tener a un tercer hombre para dividir".

Además, habló de Ricardo Centurión, quien sólo jugó cinco minutos porque se lesionó: "Centurión es un jugador importantísimo como lo son todos. Lo importante es cómo se están manejando y cómo están respondiendo como grupo. Todos estamos mentalizados".

También comentó que no importa quien marque el gol, sino que lo que valora es que el equipo gane: "Mientras que gane Racing, que haga el gol cualquiera. Para nosotros será satisfactorio. Quien haga el gol y se destaque, para mí no cambia en nada. Todos valen lo mismo".

Por último, comentó que el de ayer no fue el mejor partido de visitante de Racing en su era: "Me parece mucho decir que tal vez este fue el mejor partido, en mi era, de visitante. Creo que hubo otros muy buenos también", concluyó el entrenador de la Academia.

Comentarios