La salida de Edwin Cardona dejó vacante uno de los tesoros más preciados: la número 10. Y todo parecía indicar que Carlos Tevez iba a hacerse dueño de la histórica camiseta. Sin embargo, el reglamento de la Superliga prohibe cambios de dorsales en plena competencia. La "10" tendrá que esperar...

Según el artículo 26 del reglamento, los equipos "obligatoriamente deberán utilizar uniformes con números que no podrán ser modificados durante el torneo, en la camiseta y en el pantalón, con colores contrastantes al de la camiseta y los pantalones".

De esta manera, Carlitos deberá seguir usando el número 32 en el torneo local, pero podrá contentarse con la camiseta más preciada en la Copa Libertadores. 

Comentarios