El cotejo del viernes pasado entre Boca y Unión, en La Bombonera y por la Liga Profesional, terminó con incidentes. Es que el juez le sancionó un penal en contra al Xeneize sobre el final, lo que generó que los futbolistas locales hayan intentado hacer de todo para amedrentar al pateador visitante. 

El encargado de rematar era Franco Troyansky, quien, en una segunda instancia, logró marcar el tanto y allí se inició el caos porque decidió sacarse la camiseta y mostrársela a la parcialidad del elenco de La Ribera, lo que molestó a los jugadores de Sebastián Battaglia que reaccionaron inmediatamente. 

Los jugadores de Boca corren al goleador por toda la cancha. Troyansky se fue expulsado.

Con los desmanes consumados por esa actitud, Yael Falcón Pérez lo expulsó y es por ello que en el conjunto santafesino están a la expectativa de la cantidad de fechas que le darían al jugador. 

Si bien el Tribunal de Disciplina de la AFA todavía no se expidió sobre la sanción que le darán a Troyansky, tras el festejo desmedido que ensayó en ocasión de haber definido el encuentro sobre la hora con una conversión de penal, en Unión especulan con que la sanción será durísima y preven que el atacante podría estar fuera de las canchas por tres partidos.

 

Se habla de un duro informe del árbitro, exacerbado por el tumulto y las corridas posteriores a la finalización del partido, con lo cual Troyansky se perdería los partidos ante Lanús (este domingo en el 15 de Abril) la posterior visita a Banfield y el cruce con Huracán en Santa Fe. 

Comentarios