La primera alegría para el Gallego. Con goles de Iván Leguizamón y Adam Bareiro, San Lorenzo le ganó 2-0 a Central Córdoba en Santiago del Estero y obtuvo su primera victoria desde que está Rubén Darío Insúa como entrenador del Ciclón.

Realmente hubo poco para destacar a lo largo de los primeros 45 minutos, ya que fue de mayor a menor. El Ferroviario tomó la iniciativa y tuvo una gran oportunidad de marcar por medio de un remate de media distancia de Jesús Soraire que pasó al lado del palo derecho de Augusto Batalla.

Luego, Renzo López tuvo su chance tras un gran pase de Ramírez, pero el arquero del Ciclón le tapó su remate. De a poco, San Lorenzo fue asentándose en el partido y comenzó a salir del fondo. El equipo de Insúa tenía bien marcadas la línea de cinco defensores y cuatro mediocampistas, por lo que Adam Bareiro tuvo que ingeniarselas solo para crear situaciones de mitad de cancha en adelante.

Para el complemento, el que tomó las riendas de San Lorenzo fue el Pocho Cerutti, quizás el mejor de su equipo, algo que viene siendo habitual en las últimas semanas. El delantero entró más en contacto con la pelota y a los 11 minutos, fue el que asistió a Leguizamón, quien había ingresado hacía poco tiempo para marcar lo que fue el primer gol en Santiago.

La ventaja en el resultado permitió al Ciclón soltarse y mejorar en cuanto al juego.Y se pudo observar lo mejor, siempre ordenado y hasta con chances de ampliar su ventaja, hasta que sobre el final llegó el penal sobre Leguizamón, que fue cobrado a instancias del VAR por Germán Delfino. El encargado de ejecutar desde los 12 pasos fue Bareiro, quien marcó el 2-0 definitivo y selló un triunfo más que importante, ya que el Ciclón sumó por primera vez de a tres en el torneo. 

 

Comentarios