Dos utileros de Rosario Central sufrieron "una intoxicación por inhalación de sustancias dañinas" en el vestuario visitante del Estadio Coloso Bielsa, de Newell´s, donde en la tarde de este domingo se debe jugar el clásico rosarino, informó el vicepresidente primero del Canalla, Ricardo Carloni.

"Tenemos a dos utileros intoxicados por sustancias que había en el vestuario visitante. Es una situación muy irregular y no están dadas las condiciones para jugar el clásico", advirtió el dirigente de Central.

Consultado sobre las medidas a tomar, Carloni reiteró que "no están dadas las condiciones y ésta es una situación mucho más grave que la del micro de Boca apedreado por hinchas de River porque aquella agresión ocurrió a varias cuadras del Monumental, a diferencia de este atentado, que ocurrió dentro mismo del estadio".

Los utileros de Rosario Central denunciaron esta tarde que hallaron sustancias tóxicas y cenizas de origen desconocido en el vestuario visitante del Estadio Coloso Bielsa, y dos de ellos sufrieron descomposturas cuando llegaron para la disputa del clásico rosarino.

Los dos colaboradores del plantel Canalla descompuestos fueron atendidos por un equipo médico fuera del vestuario visitante y algunos de ellos denunciaron sobre el polvillo blanco que mostraban sobre bancos y muebles que "son cenizas de muerto".

La sustancia esparcida en el camarín de Central pudo comprobarse a través de un video subido a la cuenta de Twiiter del diario local El Ciudadano.

El presidente de Central, Rodolfo Di Pollina, y el vicepresidente primero, Ricardo Carloni, se dirigieron con autoridades del operativo de seguridad hacia el estadio para interiorizarse del estado de salud de los utileros y exigir las medidas reglamentarias a tomar por el atentado sufrido por la delegación visitante.

Cuando el plantel profesional de Central se aprestaba a salir desde el Country de Arroyo Seco, encargados del operativo de seguridad les obligaron a quitar una estrella azul y amarilla, con la inscripción "Campeón 2018", que la unidad tenía ploteada en el parabrisas.

Finalmente, pasadas las 15, el plantel Canalla partió desde Arroyo Seco, acompañado y alentado por numerosos hinchas que se convocaron en las inmediaciones del predio, situado a 27 kilómetros al sur de Rosario.

En tanto, empleados de maestranza de Newell´s comenzaron a limpiar las sustancias tóxicas y las cenizas esparcidas en el vestuario visitante.

Comentarios