En una noche llena de emociones, y con un oído puesto en Avellaneda, Vélez le ganó el mano a mano a Newell's y se adjudicó el primer lugar en la Zona Complementación B de la Copa Diego Maradona, por lo que disputará la final del Repechaje.

En el José Amalfitani, el conjunto de Mauricio Pellegrino derrotó 3-2 a Godoy Cruz y, gracias a la caída de la Lepra ante Racing en el Cilindro, jugará la definición frente a Central o Defensa. Además, se fueron expulsados Cristian Tarragona en el local y Alan Cantero en la visita. Ahora, en Liniers ponen la vista en lo que será la revancha de semifinales de la Copa Sudamericana frente a Lanús, donde deberán remontar en La Fortaleza el resultado de la ida.

El marcador en Liniers se movió rápidamente. Apenas habían transcurrido 12 minutos del primer tiempo cuando Orellano envió un corner desde la derecha para la cabeza de Juan Martín Lucero, que aprovechó una mala salida del arquero Juan Bolado para colocar el 1-0. Pero la alegría no iba a durar demasiado, porque 120 segundos más tarde Ramis lanzó un cambio de frente perfecto de Ramis terminó en un remate perfecto de Martín Ojeda, que sin dejar picar el balón sacó un sablazo que se coló contra el segundo palo para igualar las acciones. 

Parecía que ambos se iban al entretiempo en tablas, pero en tiempo de descuento Hernán De La Fuente lanzó un fuerte remate desde la puerta del área. Pero el elemento se desvió en un hombre de la defensa tombina cambiándole la trayectoria al remate, y Vélez se fue así arriba en el marcador.

La segunda mitad se vivió con igual intensidad que la primera. El Fortín había estado cerca de estirar la ventaja con un remate de Thiago Almada, pero cerca del cuarto de hora una falta de Tomás Cavanagh sobre Cantero terminó en penal para los mendocinos. Leonel González, con un potente disparo al medio, volvió a poner paridad en el marcador. 

Pero en esta ocasión fue la V azulada la que le amargó el festejo a Godoy Cruz, ya que un minuto después del empate visitante llegó el gol de Agustín Mulet. El mediocampista de 20 años cabeceó un tiro libre desde el sector izquierdo que Roberto Ramírez no pudo despejar y le dio el tanto que significaría el triunfo y la clasificación a la final para los de Liniers.

Pero luego se dieron algunas situaciones insólitas. Cantero, que había ingresado hacía 5 minutos, se fue expulsado por una dura entrada a Ricardo Centurión. Sin embargo, la ventaja numérica no le duró prácticamente nada al Fortín, porque un minuto más tarde Tarragona (quien también entró desde el banco) cometió una infracción y se fue a las duchas antes de tiempo. 

Al final, Vélez prevaleció en el campo de juego y se quedó con el pasaje a la definición de la Zona Complementación. Pero ahora, todo Liniers se enfoca en revertir la historia con Lanús y clasificar a la final de la Copa Sudamericana.

Comentarios