¿Quién es el líder? ¿Carlos Tevez, por su historia, por su presente algo mejor que su inmediato pasado? ¿Cuál es el líder de un equipo? ¿El más efectivo, el que más concreta frente al arco rival?

No es para armar una polémica ni nada por el estilo, pero evidentemente Boca hoy tiene dos líderes: por un lado el Apache, por su actitud, por su pasado, porque más allá de sus idas y vueltas, de alguna manera recibió el "perdón" de los hinchas, o gran parte de ellos. Y el otro su "suplente", Mauro Zárate, está respondiendo en el campo de juego con buenas actuaciones y con algo fundamental: goles, con un promedio de 0,40.

Rotación

En esta rotación que impuso Gustavo Alfaro, con Zárate-Wanchope; Tevez-Benedetto; hasta ahora es el ex Vélez quien está respondiendo con mayor cantidad de goles, lo que redunda en esta buena campaña de Boca, más allá de críticas apuradas o desubicadas.

Los números del 2019, muestran que Zárate participó de 10 encuentros (como titular o entrando luego desde el banco) y convirtió 4 goles, contra San Martín de San Juan, Godoy Cruz, Lanús y San Lorenzo. Goles de peso como los que conquistó ante el Granate y este último encuentro, con el Ciclón.

Mientras que Tevez, quien participó 10 encuentros sólo convirtió 2 goles. Claro, uno fue fundamental e impensado por cómo se estaba dando el encuentro, y fue contra Defensa y Justicia.

¿Y los nueve?

Darío Benedetto hoy es uno de los jugadores más ovacionado, si no es el más de todos, por el público xeneize. Su presencia dentro de la cancha hace ilusionar a los fanáticos con algún gol con su sello, y su festejo sacando la lengua. Y el Pipa, en esta rotación que Alfaro lleva a cabo, en este 2019 participó de 8 partidos y convirtió 2 goles, con el 0,25 por ciento por encuentro.

Su "suplente" es Ramón Ábila, quien estuvo en cancha en 9 cotejos y convirtió también 2 goles, con el 0,22 por ciento de tantos por compromiso.

Por eso, mientras los nueve de área disputan un lugar dentro del equipo titular, más allá de las rotaciones, quien más goles viene convirtiendo es un delantero también, pero no ese famoso nueve de área.

Goles que vienen "desde atrás", con más sorpresa y con más espacios para jugar. Y esto es algo que el entrenador Alfaro le ha pedido a su plantel, que no sólo tienen que hacer goles los nueve, si no que todos (por los volantes), tienen que llegar al área para definir.

Tevez y Zárate no son tan volantes, pero ante San Lorenzo, por ejemplo, Nahitan Nández fue ese volante que debe llegar al gol.

Comentarios