Con lo justo. Sin sobrarle nada. Barcelona se salvó del papelón tras reaccionar en el segundo tiempo y darle vuelta el encuentro al Linares Deportivo de la tercera división española por 2-1, logrando así avanzar a los octavos de final de la Copa del Rey.

El conjunto de Xavi Hernández contó con el debut oficial de Dani Alves, aunque perdió al ingresado Frenkie de Jong por lesión en una alineación alternativa.

El conjunto catalán lo perdía con el gol de Hugo Díaz, pero en el complemento aparecieron Ousmane Dembelé, en conflicto con los dirigentes mientras intenta llegar a un acuerdo con su renovación, y Ferrán Jutglá para dar vuelta el marcador.

Sí, los pibes le salvaron las papas a Xavi y evitaron lo que pudo haber sido una temprana eliminación, o mejor dicho, un verdadero papelón.

Tan solo dos minutos antes del festejo de Jutglá llegó la polémica del partido, cuando el árbitro le anuló un gol a Linares por un supuesto offside (le obstruyeron la visión al arquero Neto) en el Estadio Municipal de Linarejos, donde el local también tuvo un tiro en el palo de Cristian Carracedo.

Comentarios