En Córdoba hay mucha preocupación por una posible venganza de la barra de Talleres con los hinchas de Vélez, en el marco del partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores. Luego de los incidentes en el José Amalfitani, y pese a la prohibición de que simpatizantes del Fortín ingresen al estadio Mario Kempes, las fuerzas de seguridad temen que se generen fuertes cruces durante la previa.

Fuentes cercanas a Vélez aseguran, incluso, que unos cuatro mil hinchas del Fortín estarán presentes este miércoles en el estadio para presenciar el encuentro. Aunque no está abierta la venta para los que no sean simpatizantes de Talleres, aseguran que muchos intentarán ingresar de todos modos. Ante eso, un grupo de barras cordobeses planifica una venganza, tema del que ya se habla en las redes sociales.

Alrededor de 1600 efectivos estarán encargadas de la seguridad. Más allá de que solo están habilitados los hinchas locales, saben que podría haber infiltrados y es por eso que ampliaron el operativo.

Mientras tanto, hinchas de Vélez alardearon por Twitter con que ya tienen todo listo para ir a Córdoba. Un grupo de barras salió a amenazarlos y a decirles que los estarán buscando por la ciudad. Un situación tensa, que tendrá a todos preocupados, más allá de lo que pueda ocurrir en el trascendental partido de Libertadores.

El Ministerio de Seguridad de la provincia de Córdoba decidió prohibir que los hinchas de Vélez puedan asistir al partido revancha contra Talleres a jugarse el próximo miércoles en el estadio Mario Kempes por los cuartos de final de la Copa Libertadores.

La decisión del Comité de Seguridad Deportiva de la provincia se tomó un día después de los graves incidentes ocurridos en el estadio José Amalfitani de Liniers durante el partido de ida.

Comentarios