Es muy común que antes de cada final, tanto jugadores como hinchas hagan promesas con tal de que su equipo salga ganador de ese trascendental duelo.

Uno de los que había hecho uno de esos juramentos fue Rafael Santos Borré, el colombiano que tuvo que ver desde afuera la Superfinal ante Boca, en el Santiago Bernabéu.

El colombiano aprovechó su estadía en su país natal para ir hasta la localidad de Buga y visitar la Basílica del Señor de los Milagros.  "Cumpliendo promesas. Te traigo la Copa, Milagroso", escribió en una de sus historias de Instagram.

Comentarios