Cristiano Ronaldo atraviesa un momento especial. Mientras su ex equipo, Real Madrid, está en un mal momento, él volverá este martes a Old Trafford para enfrentar al Manchester United con la Juventus por la Champions.

Fuera de lo futbolístico, el portugués habló y se defendió de la denuncia de abuso en su contra. "Sé que soy un ejemplo, dentro y fuera del campo. Por eso sonrío siempre: lo tengo todo, juego en un gran equipo y tengo una bonita familia. Soy un hombre feliz”, dijo.

Luego, no quiso referirse a la crisis del Real "No soy la persona adecuada para comentar los problemas del Madrid” afirmó y ni siquiera se molestó en contestarle a Isco, su ex compañero, quien aseguró que no deben "llorar" por un futbolista que optó por marcharse.

"Me parece muy bien, no se puede llorar, así es", concluyó el CR7.

Comentarios