La expulsión de Dedé tras el duro cabezazo que le propinó a Esteban Andrada luego de ir a disputar una pelota en el aire generó mucha brona e indignación en Cruzeiro. Desde la entidad brasileña entienden que el club fue un "acto deliberado" y lo consideran como "una de las mayores, más dañinas y equivocadas decisiones tomadas en la historia del fútbol". Al menos así lo expresaron con un comunicado que Cruzeiro viralizó a través de sus redes sociales.

"El Club considera que el juez paraguayo Éber Aquino, por acto deliberado, practicó una de las mayores, más dañinas y equivocadas decisiones tomadas en la historia del fútbol", publicó en su página oficial la dirigencia del club brasileño.

Y agregó: "Es imprescindible que la CONMEBOL determine la apertura de investigación formal contra ese flagrante e imponderable atentado contra el fútbol brasileño".

En el final del comunicado le pide a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) que defienda al club tras todo lo ocurrido en La Bombonera: "Esperamos que la CBF asuma inmediatamente su responsabilidad en la defensa de los clubes brasileños, que hace tanto tiempo son perjudicados maliciosamente por el arbitraje internacional. ¡Eso necesita acabar!"

Comentarios