David Mearns está en el centro de la escena mundial por haber sido quien encontró el avión que trasladaba a Emiliano Sala desde la ciudad francesa de Nantes hasta la galesa de Cardiff.

 Él hombre de 60 años fue quien lideró la búsqueda privada y días después dejó en claro por qué lo llaman el "Cazador de Naufragios".

Mearns construyó una carrera basada en grandes descubrimientos debajo del mar. Sin embargo, ningún logro anterior se compara con lo hecho en la búsqueda del jugador oriundo de la ciudad santafecina de Cululú, ya que no había noticias de la avioneta desde el 21 de enero y se encontraba hundida a 63 metros de profundidad en el Canal de la Mancha.

La empresa dirigida por Mearns tiene un récord espectacular: consiguieron rescatar un carguero alemán hundido a 5.762 metros de profundidad. David lleva rescatado más de 25 barcos hundidos y su equipo cuenta con tecnología de última generación compuesta por robots y vehículos submarinos teledirigidos.

David Mearns, el "Cazador de Naufragios"

"El avión que llevaba a Emiliano Sala y que era piloteado por David Ibbotson fue encontrado esta mañana por mi equipo a bordo del Morven. Dada la situación, este es el mejor resultado que podíamos esperar para las familias, pero hoy han recibido una noticia terrible. Por respeto hacia ellos, no realizaré más comentarios sobre el tema", expresó David.

La empresa de Mearns rescató un carguero alemán a más de 5800 metros de profundidad.

Comentarios