Diego Maradona cumple 58 años este martes, y lo celebrará entrenando a Dorados, que está luchando por lograr el ascenso a la máxima categoría. El Diez, que sufre una severa artrosis en las rodillas y camina ayudado por un bastón, agregó que pasará su cumpleaños trabajando en el sitio donde ha sido feliz la mayor parte de su vida, un campo de fútbol.

"No me distraigo y en lo único que pienso es en Dorados, en los refuerzos que necesitamos y en darle la gloria a toda esta gente que viene a alentarnos a nuestra cancha. La plata está bien, pero la gloria no tiene precio", apuntó.

Y como regalo de cumpleaños lo único que pretende Diego es ver a su nieto nacido en abril pasado, Diego Matías Maradona, hijo de Diego Jr. Por último, le deseó una pronta recuperación al inglés Glenn Hoddle, uno de los que eludió en aquel golazo en México 86, quien está internado en grave estado debido a un problema cardíaco.

Comentarios