Paulo Dybala está a punto de fichar por nada menos que el Inter de Milán en cuestión de días, pero desde su círculo íntimo aseguran que el futbolista ya está arrepentido de haber dejado la Juventus.

Fueron siete años de La Joya en La Vecchia Signora, con un declive en algún momento de la temporada de sus actuaciones según Massimiliano Allegri por querer ser el nuevo Lionel Messi.

Lo llamativo es que el conjunto de Turín estaba dispuesto a extenderle el contrato por dos temporadas más al novio de Oriana Sabatini, pero amas propuestas fueron rechazadas por la ex estrella de Palermo.

Una de las grandes diferencias es que el jugador de la Selección Argentina, que lucha por un lugar en la lista final para el Mundial Qatar 2022, era la económica. Empezó pidiendo 10 millones de euros por temporada y el club ofrecía apenas seis.

En cuánto al Inter, todo se retrasa porque antes el neroazzurro le tiene que dar salida de Joaquín Correa, Edin Dzeko y Arturo Vidal, para liberar la masa salarial que en el caso de Dybala llegaría a 40 millones brutos más primas de rendimientos en los próximos cuatro años.

Comentarios