Liga Deportiva Alajuelense, uno de los clubes más populares y ganadores de Costa Rica, sumó dos refuerzos a su plantel. Y lo llamativo fue la forma en que realizó el anuncio en sus redes sociales.

Un video mostraba a un hacker turco ingresando a la cuenta de Instagram del club centroamericano y tomando el control. Comenzó exigiendo $ 1000 para devolverla, y luego aumentó su exigencia a $ 1500. Hasta ahí todo resultaba muy creíble y varios hinchas expresaron su mensajes de disgusto. Hace un tiempo atrás, esa cuenta había sido realmente hackeada.

Pero tras media hora en vivo, al final de a zaga, Liga Deportiva Alajuelense “retomó” el manejo de su cuenta de Instagram y el supuesto hacker reveló el verdadero motivo de la ingeniosa producción: el anuncio de los fichajes de Celso Borges, llegado desde Deportivo La Coruña, y del panameño Gabriel Torres, procedente de Universidad de Chile.

Comentarios