El mediocampista de Palmeiras de Brasil, Felipe Melo, consideró "una verguenza" la definición de la Copa Libertadores 2018, que están protagonizando Boca y River, que jugarán la segunda final el domingo próximo en Madrid, España.

"Esta final es rídícula, una verguenza", expresó el temperamental mediocampista Felipe Melo, quien acaba de consagrarse campeón brasileño con Palmeiras, equipo paulista que fue eliminado por Boca en la semifinal de la actual Libertadores.

En el programa Mesa Redonda, da TV Gazeta, el jugador agregó: "Se habla mucho de Brasil, pero creo que los argentinos deberían mirarse un poco más el ombligo y toda la vergüenza que le están ocasionando al fútbol".

Tras el empate en la cancha de Boca (2-2) en el cotejo de ida por la final, el desquite se jugará en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid a causa los incidentes sucedidos momentos antes del inicio del desquite en Núñez, el pasado sábado 26 de noviembre, cuando el plantel que trasladaba al estadio al plantel xeneize fue apedreado.

Comentarios