Tras haber finalizado el entrenamiento de River de este miércoles, ya pensando en la revancha de la final de la Copa Libertadores de América frente a Boca, que se disputará el sábado 24 a las 17 horas en el estadio Monumental, Leonardo Ponzio recibió el alta médica y Marcelo Gallardo respira tranquilo, tras haber recuperado al capitán del equipo y a un jugador clave en la mitad de la cancha.

El plantel Millonario hizo una entrada de calor con pelota, para luego ir al "River Camp" para hacer estaciones de fuerza en el gimnasio y diferentes ejercicios físicos de capacidad aeróbica.

Ponzio ya le había pedido al DT jugar el encuentro de ida en la Bombonera empatado 2 a 2, pero por las condiciones del campo de juego, a tan pocos días del primer desgarro en la carrera del futbolista, ni fue incluido entre los suplentes.

Comentarios