Una foto que en principio parecía común y corriente generó un escándalo en el fútbol de Inglaterra. La federación de fútbol de ese país abrió una investigación en torno al arquero de Crystal Palace, Wayne Hennessey, quien habría hecho un saludo nazi en una cena junto al resto de sus compañeros de equipo.

Su compañero Max Meyer publicó la foto el sábado, en la que el portero aparece en último plano con la mano derecha en alto y la mano derecha en la cara tapando la boca, aparentando llevar un bigote.

En el fondo de la imagen se ve al arquero haciendo el saludo nazi.

El guardameta salió a defenderse al decir: "Moví la mano y grité a la persona que estaba tomando la fotografía, al mismo tiempo que puse la mano sobre mi boca para que se escuchara aún más", concluyó.

Comentarios