Gonzalo Higuaín volvió a meter un gol para Chelsea en el empate 2-2 con el Burnley en Stamford Bridge, en el cierre de la 35° fecha de la Premier League. Así, el Pipita alcanzó los tres goles en once partidos con los Blues.

Los visitantes se habían adelantado antes de que se cumplieran los diez minutos de partido a través de Jeff Hendrick. Pero los locales lo iban a dar vuelta, primero con un gran invento de Hazard en una jugada sobre la línea de fondo para dejar la pelota atrás y que la rematase Kanté.

Más tarde fue el Pipita el que, dentro del área, tiró una pared que César Azpilicueta le devolvió de taco, y fusiló a Tom Heaton. Como habían caído Arsenal, Manchester United y Tottenham, parecía que Chelsea aprovechaba para recortar distancias, pero no fue el caso y desperdició la ocasión, ya que Ashley Barnes marcó el 2-2 final.

Con el empate, los dirigidos por Sarri subieron hasta la cuarta plaza, con 67 puntos, los mismos que el Tottenham (ambos entran por ahora a la próxima Champions), uno más que el Arsenal y tres por encima del United (los dos ingresan por el momento a la próxima Europa League).

Por otra parte, este martes se llevarán a cabo dos partidos pendientes del certamen inglés: Watford (con Roberto Pereyra) ante Southampton, postergado de la fecha 31; y Tottenham (en donde juegan Paulo Gazzaniga, Juan Marcos Foyth y Erik Lamela) frente a Brighton And Hove Albion, aplazado de la jornada 33, ambos desde las 15.45.

Comentarios