Con lo justo y sin sobrarle nada. Inter sufrió por demás pero se quedó con el triunfo por 3-2 sobre Empoli en el Estadio Giuseppe Meazza por los octavos de final de la Copa Italia y se clasificó a los cuartos, donde se medirá con el ganador del cruce entre Roma y LecceLautaro Martínez y Joaquín Correa fueron titulares, pero el Tucu salió reemplazado en el arranque por una increíble lesión.

El duelo comenzó con un traspié para los de Simone Inzaghi, tuvo que realizar un cambio en apenas dos minutos por la lesión del Tucu Correa. Sin embargo, Alexis Sánchez, quien ingresó en su lugar, fue el encargado de abrir el marcador para los locales a los 13 minutos con un gran cabezazo.

El Inter era más pero no lograba liquidar el encuentro, hasta que llegó la sorpresa. Primero a los 61 minutos a través de Bajrami y luego a los 76' en una jugada desafortunada que terminó en gol en contra del arquero Radu, Empoli lo dio vuelta.

Cuando parecía que se quedaban afuera, los Nerazzurros llegaron al agónico empate con una pirueta espectacular de Andrea Ranocchia, que la puso contra un palo y obligó al alargue, donde emergió la figura de Stefano Sensi. El italiano, que ingresó por Lautaro Martínez, puso el 3-2 sobre el final del primer tiempo extra y le dio tranquilidad a Inzaghi.

Comentarios