Una decisión insólita. De no creer. Y mucho más cuando se vienen tomando en el último tiempo los recaudos necesarios cuando el Covid atacó fuerte en el plantel de un equipo femenino de fútbol y las autoridades no actuaron como correspondía. ¿Qué sucedió?

El Bayern Munich femenino y el Paris Saint Germain vuelven a verse la cara hoy para disputar la vuelta de la eliminatoria de los cuartos de final de la Champions. En esta ocasión, el encuentro se jugará en suelo francés, con un resultado que favorece a las parisinas (en la ida se impusieron 2-1). Y, para colmo, el conjunto alemán llega al choque en una situación más que complicada, ya que siete jugadoras se contagiaron de coronavirus.

Sin embargo, la UEFA, increíblemente, obligó al Bayer Munich a jugar el encuentro con siete casos de COVID-19 en la plantilla, lo que deja disponibles a tan solo 13 jugadoras para el decisivo encuentro europeo.

Pese a que el cuadro alemán informó oportunumante lo sucedido, la UEFA no tuvo piedad con el equipo alemán y decidió disputar el partido en el Parque de los Príncipes. 

Comentarios