Los enfrentamientos entre la policía y un grupo de ultras dejaron 38 agentes heridos en un partido de semifinales de la Liga de Campeones de África entre Esperance de Túnez y Primeiro de Agosto (Angola), disputado en Túnez.

Además de los 38 policías, resultaron heridos 13 aficionados y 12 fueron detenidos, durante los incidentes en el Estadio de Rades, en el sur de Túnez, declaró Sofiene Zaag, portavoz del ministerio del Interior.

Vídeos de este partido muestran a aficionados del club tunecino lanzando piedras a la policía, que respondió con gases lacrimógenos.

Tras perder 1-0 en Angola en la ida, el Esperance batió 4-2 al Primeiro Agosto en la vuelta.

El club tunecino jugará en la final con Al-Ahly (Egipto), que tiene el récord de victorias en la competición con ocho.

En Túnez la violencia y la corrupción son habituales en el fútbol. En mayo 17 policías fueron inculpados por la muerte de un aficionado.

Comentarios