Rodrigo Moreno puede ser uno de los grandes animadores del mercado de verano europeo y el Barcelona ya posó sus ojos en él, para ser el 9 suplente de Luis Suárez, quien esta temporada está "entre algodones".

El goleador del Valencia, nunca forzó su salida del club Che, aunque ya demostró en reiteradas ocasiones su felicidad cuando se habla del interés del elenco culé o del Real Madrid por él.

La entidad catalana espera negociar una rebaja de la cláusula y cree que el  Merengue entrará en escena para intentar, de nuevo, su fichaje. En todo caso, ya han dejado claro al entorno del jugador que no entrarán en ninguna puja que haga subir el precio, que se estima en 120 millones de euros.

Ernesto Valverde considera que Rodrigo puede ser un jugador muy interesante para el ataque blaugrana. Le gusta su rapidez y la polivalencia ofensiva. No es un goleador nato, pero entiende que por sus características, en el Barça podría meter muchísimos goles.

Comentarios