Jorge Pautasso volvió con las revoluciones a mil en la derrota por 2 a 0 de Melgar frente a San Lorenzo, que hizo que su equipo tenga que ganar si o si lo que resta para poder acceder a los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

Sobre el final del partido,  Pautasso se dirigió a la platea haciendo señas para decir que el árbitro le estaba "robando" al elenco conjunto peruano y algunos agentes que se encontraban en el campo de juego, lo vieron y lo quisieron llevar detenido, una vez pitó el final el árbitro por "gestos desmedidos que incitaban a la violencia".

Como la policía no tenía pruebas, salvo lo que vieron, simplemente lo dejaron ir, aunque le hicieron una contravención que podría repercutir en alguna fuerte multa en Conmebol.

Comentarios