Luego de no ser convocado a la Selección Argentina, Lionel Messi enfocó todos los cañones con el París Saint-Germain, pero la prematura eliminación en octavos de final de la Copa de Francia ante Niza por penales fue un golpazo inesperado que desató las críticas contra el mejor jugador del mundo y Mauro Icardi también pagó su floja labor.

La actuación colectiva que muestra cada fin de semana el equipo entrenado por Mauricio Pochettino continúa dejando muchas dudas en lo que va de una temporada donde han primado las individualidades por sobre lo grupal. Con 18 partidos jugados en lo que va del curso, Messi no es la excepción a la regla, aunque en Francia se despacharon contra La Pulga.

“Es una sombra de sí mismo”, manifestó Le Parisien, medio francés que lo calificó con un 5,5, mientras que Le Figaro tituló “el enigma Messi” porque su nivel está lejos del mostrado en Barcelona. Desde su llegada en el pasado mercado a la capital francesa, ha convertido seis goles y la misma cantidad de asistencias. 

Lionel Messi no fue el único que fue apuntado por la crítica en la eliminación del París Saint-Germain por la Copa de Francia porque la mala actuación de Mauro Icardi también fue el foco de un plantel que no tuvo a Kylian Mbappé como titular (ingresó por él a 27 minutos del final).

Comentarios