Debutar así da gusto. Y justo ante un rival que, cuando era entrenador de la Selección argentina, le asestó dos duros golpes. Por eso la felicidad -medida- de Gerardo Martino luego de su estreno como DT de México, que con buen juego derrotó 3-1 a Chile.

Luego de la victoria, donde los goles del Tri fueron anotados por Raúl Jiménez, Héctor Moreno e Hirving Lozano -Nicolás Castillo descontó para los trasandinos-, el Tata dejó sus sensaciones. "Hemos podido ganar, pero es importante también hablar de las cosas positivas que el equipo mostró dentro del campo. Es un partido amistoso con un equipo que tiene un entrenador que tiene seis meses trabajando y que está produciendo el recambio de futbolistas, pero estamos de acuerdo con el juego y con la predisposición que mostraron los muchachos", afirmó el rosarino.

Y agregó que "si tuviéramos que decir las cosas que podemos mejorar nos iríamos de acá mañana. Es el primer partido. Lo mejor que podemos sacar es la intención de querer hacerlo bien. Creo que los resultados ayudan a sostener una idea, afianzarla. Y esto significa que, si no lo haces en cinco partidos y los perdés, hay que trabajar con el jugador para que no crea que hay que cambiar la forma de jugar".

También, el DT le hizo un pedido a la prensa mexicana a la hora de valorar este resultado: "Tengo que pedirle colaboración a ustedes. No creo que sea la gente la que se vuelva loca por un resultado en un partido amistoso, hay que hacer el comentario adecuado, mencionar lo positivo y negativo, mencionar todo".

Comentarios