Dorados de Sinaloa, que no tuvo a Diego Maradona en el banco por una suspensión, sufrió el sábado por la noche la cuarta derrota en la liga y se hundió todavía más en la tabla de posiciones del Ascenso MX, donde sólo tiene tres puntos en cinco partidos jugados.

El equipo de Maradona fue goleado 6-3 por el Atlante, el Diez presenció el partido desde la tribuna, y finalizado el encuentro, se retiró sin hacer declaraciones.

En su lugar, habló su ayudante de campo, José María Martínez, y aseguró que al astro "no se le pasa por la cabeza" la idea de dar un paso al costado.

"Como les dijo Diego a los muchachos: todavía estamos con vida y vamos a revertir esta situación", añadió.

Comentarios