Luego de la derrota 4-2 en el alargue ante San Luis por la final del Ascenso, Diego Maradona, entrenador de Dorados, se peleó con hinchas del equipo rival que lo provocaron a la salida del vestuario.

El mejor futbolista de todos los tiempos enfrentó a los hinchas rivales y les pidió que le dijeran las cosas "en la cara". Diego debió ser contenido por sus colaboradores para que la pelea no pasara a mayores.

San Luis venció en tiempo suplementario a Dorados de Sinaloa con un resultado global de 4-3 en favor de los potosinos.

Maradona había sido expulsado en el partido de ida y no pudo estar en el campo de juego durante la vuelta en el Alfonso Lastras.

Comentarios