Todo parece indicar que la relación entre Mauro Icardi e Inter se encamina a una ruptura definitiva al final de la temporada, con el delantero sin diálogo con el técnico Luciano Spalletti, sin cinta de capitán y ahora sin penales.

El último foco de conflicto se materializó en la victoria de visitante del Neroazzurro por 3-1 ante Frosinone, en la continuidad de la fecha 32.

En el minuto 37 del partido, el árbitro Davide Massa marcó penal para el Neroazzurro. Mauro, que venía siendo el encargado de patear, tomó la pelota e iba a encargarse de la pena máxima. Pero Ivan Perisic lo encaró, le pidió y se encargó de establecer el 2-0 parcial. Luego, Icardi asistió a Vecino, quien marcó el 3-1 final...

Recordemos que Inter tuvo colgado a Icardi durante casi dos meses después de que su representante (y también esposa) Wanda Nara anunciara que no se renovaría el contrato con el club.

El "perdón" del Neroazzurro llegó hace dos semanas, ante Genoa. En aquel partido, Icardi volvió a ser titular y hasta pateó un penal (con Perisic en cancha) para la victoria 4-0. Pero ante Frosinone, las partes volvieron a alejarse. A esta altura, está claro que Icardi no seguirá en el club, y que su futuro estaría en Real Madrid o Juventus...

Comentarios