El presidente Mauricio Macri admitió este jueves que durante el encuentro de Boca con Wilstermann por la Copa Libertadores de América, el último miércoles en la Bombonera, los penales "fueron dudosos".

Lo expresó en Casa de Gobierno, en momentos en que mantuvo un breve encuentro con un grupo de estudiantes de la escuela de Comercio número 3, "Hipólito Vieytes" del barrio Caballito, quienes recorrían la Casa Rosada acompañados por guías del Museo. 

No obstante, el jefe del Estado, tras acceder a sacarse una fotografía con los estudiantes y docentes y mantener un breve dialogo con ellos, mostró su alegría por el triunfo del equipo de Boca. 

Comentarios