En la previa al partido amistoso entre Roma Shakhtar Donetsk, el conjunto de la capital italiana presentó a los jugadores que los representarán esta temporada y Paulo Dybala fue el protagonista principal. La Joya, flamante refuerzo de este mercado de pases, fue ovacionada por todo el Stadio Olímpico.

La Joya caminó y saludó a los cuatro costados. Más tarde fue el turno de dos hombres que son ídolos ya de la institución: Lorenzo Pellegrini y, el entrenador, José Mourinho, quienes entraron en conjunto y se llevaron el delirio más fuerte.

El argentino fue el más aplaudido por los fanáticos romanos, que se unieron al grito de "olé, olé, olé, olé, Paulo, Paulo" cuando ingresó al campo de juego. La llegada del jugador de 28 años enloqueció a los hinchas de Roma, al punto de que el número de casacas vendidas del argentino superó el de Cristiano Ronaldo, cuando arribó a Juventus a mediados del 2018.

Comentarios