Desde el inicio de su carrera, Lautaro Martínez demostró ser un jugador muy temperamental. A veces esa forma de ser es contraproducente, tal como le pasó en el últimopartido de la Serie A: Antonio Conte lo reemplazó y el argentino tuvo una mala reacción contra el entrenador.

Sin embargo, el ex Racing no dudó en reaccionar de una forma muy humilde. Pidió disculpas al DT y a sus compañeros, con el agregado que los premiará. ¿Qué hará? Un asado para todo el plantel.


El delantero nacido en Bahía Blanca hace 23 años tuvo un flojo accionar en el partido que Inter le ganó este miércoles a la Roma por 3-1, cuando fue reemplazado por Pinamonti. Al retirarse de la cancha pateó una botella de agua en dirección del banco de suplentes donde se encontraba Conte, pero se arrepintió, pidió disculpas y preparará el tradicional asado argentino para sus compañeros.

Según publicó La Gazzetta dello Sport, Martínez, surgido en La Academia, llegó temprano al entrenamiento, se disculpó con el DT Conte y luego repitió con sus compañeros, para más tarde ofrecerles un asado en su casa.

Comentarios