Si algo no le faltó a la llegada de Juan Fernando Quintero al fútbol chino fueron problemas. Primero, con la visa de trabajo. Luego, que no iba a poder jugar hasta 2021 y, por si faltaba algo el Shenzhen, su nuevo club, estaba al borde de perder la categoría.

Pero solucionados los dos primeros inconvenientes, el colombiano pudo festejar, tal vez, el más importante de todos, ya que su flamante equipo acaba de mantener la categoría tras empatar y ganarle la serie al Shijiazhuang Ever Bright.

El Shenzhen se había impuesto 1-0 en el primer partido y, con el empate 2-2 en el de vuelta, logró ganar el global por 3-2 y lograr el gran objetivo de mantenerse en la Superliga China, lo que también significa un alivio para Juanfer, quien dejó River para probar suerte (y engrosar su cuenta bancaria) en el fútbol asiático. 

Jordi Cruyff, el DT de Shenzhen, remarcó que “Nos podemos sentir orgullosos, el esfuerzo ha valido la pena “nos podemos sentir orgullosos, el esfuerzo ha valido la pena”.

Comentarios