Finalmente, la Conmebol reprogramó el partido entre Estudiantes de Mérida y Argentinos, por la Copa Sudamericana, para el próximo miércoles, a las 17 de nuestro país. Y esta decisión no cayó para nada bien en la dirigencia del Bicho, quienes mostraron su fastidio con distintas publicaciones en Twitter.

El secretario del club, Alejandro Roncoroni, escribió: "En la final de la Libertadores , voló una piedra, se jugó en Madrid. Primera ronda de la sudamericana en Venezuela, hay un problema de seguridad nacional, AAAJ tiene que ir nuevamente 7 días después a jugar un partido de fútbol. Coherencia".

La queja del club de la Paternal, no sólo se debe al riesgo que corre la delegación, al ingresar a un país que está viviendo casi que una virtual guerra civil; también el club incurrió en un enorme gasto en dólares cuando viajó hacia Venezuela y a las horas tuvieron que volverse a Argentina porque la Conmebol había suspendido el encuentro por la cuestión política del país.

Entre el traslado en avión, la hotelería, los viajes internos, tasa aérea, la comida para la delegación y los seguros correspondientes, el club de La Paternal debió desembolsar 237.774 dólares. Cifra que deberá volver a gastar con el nuevo viaje a Venezuela, sin que la Conmebol haya advertido la posibilidad de que ellos se hicieran cargo de los gastos de la delegación argentina.

Por todo esto, Roncoroni aclaró que "mandaremos una carta a la Conmebol para que por lo menos se hagan cargo del gasto que ocasionará viajar hacia Venezuela nuevamente". 

Comentarios