Si bien falta definir quien será el ganador de la Copa Libertadores de América, por la definición trunca de la final que deben disputar River y Boca, entre el 8 y 9 de noviembre en horario y sede a designar, ambos clubes tuvieron a sus representantes en Emiratos Árabes.

Hernán Crespo, ex goleador del Millo y Nicolás Burdisso, que defendió varios años la zaga del Xeneize, pidieron "por la paz".

Compañeros tanto en la Selección Argentina como en el Inter de Milán, estuvieron presentes en un acto de presentación del Mundial de Clubes en el estadio Al-Ain, campeón de la Liga Árabe del Golfo y representante local en el Mundial.

La cuenta oficial de FIFA en la red social twitter, se encargó de reflejar el momento tras la trunca superfinal, por la agresión al micro que transportaba al plantel dirigido por Guillermo Barros Schelotto.

"La rivalidad del superclásico es demasiado hermosa para ser manchada. No debe haber lugar para el odio y la violencia", afirman.


 

Comentarios