Atlético Paranaense de Brasil, con el argentino Luis González como titular y capitán del equipo, se coronó campeón de la Copa Sudamericana de fútbol, al vencer en la segunda final en la definición con tiros desde el punto penal a Junior de Barranquila por 4 a 3, tras igualar 1 a 1 luego de 120 minutos de juego. De esta forma, los brasileños jugarán la Recopa Sudamericana ante River. 

Pablo Felipe había puesto en ventaja a los brasileños, en el primer tiempo; mientras que Teófilo Gutierrez estableció la igualdad, en el segundo período de los 90 minutos.

El cotejo de ida en Barranquilla había finalizado igualado 1 a 1, por lo que se acumuló un resultado global de de 2 a 2 y debió definirse con tiros desde el punto penal.

La parte inicial tuvo a Paranaense al ataque, apoyado por la multitud que colmó el Arena da Baixada, con un juego veloz y vertical que complicó al conjunto colombiano, pero que debió esperar hasta promediando la etapa para ponerse en ventaja.

A los 27 minutos, tras una muy buena acción colectiva y un pase de Raphael Veiga, Pablo Felipe venció la resistencia de Sebastián Viera, con un tiro bajo y esquinado,

La parte final tuvo a Junior en ataque y acorralando a Paranaense, por lo cual no extrañó que a los 13 minutos llegara la igualdad, luego de un córner que peinó Jefferson Gómez y que Teo Gutiérrez desvió con la cabeza al gol.

Junior continuó con el control del juego, tuvo algunas ocasiones para anotar, pero falló y se diluyó con el transcurso de los minutos, por lo que Paranaense se acomodó nuevamente, emparejó las acciones y al final se fue al suplementario.

La prolongación siguió con las mismas características, con Junior con más control y llegadas, y pudo definirlo a los 5 minutos del segundo suplementario, cuando Jarlan Barrera envió un tiro penal por encima del travesaño y se repitió lo sucedido en la ida, ya que el Tiburón también malogró un disparo desde los doce pasos con el resultado 1 a 1.

El resto fue esperar que concluyera el suplementario y apostar a los remates desde el punto penal, instancia en la que Paranense fue más preciso y se impuso por 4 a 3. Además, Paranaense clasificó para la Copa Libertadores del 2019.

Comentarios