Un punto es lo que necesitaba San Lorenzo para asegurar su lugar en los octavos de final de la Libertadores A pesar de no conseguirlo  en su visita a Barranquilla, ciudad en la que cayó 1-0 con Junior, se clasificó a Octavos de Final gracias a la goleada de Palmeiras en Perú frente a Melgar, por 4-0. De esta manera, el equipo peruano quedó con 4 puntos y ya no podrá alcanzar los 10 puntos de San Lorenzo, que si le gana al equipo brasileño en San Pablo, terminará primero. 

No jugó bien, mejoró con el ingreso de Barrios, pero no tuvo no ideas ni fuerza en ofensiva para llegar, al menos, al empate. Y hasta sufrió la expulsión de Rentería en el final, que se perderá el próximo choque ante Palmeiras.

Peruzzi, "suelto"

El comienzo del partido dejó un dato más que llamativo. La posición de Gino Peruzzi. Se ubicó más como "8" que como "4", pero metió un par de diagonales como para ir a buscar la pelota en posición de "9"...

Si, más allá del juego numérico, sin dudas la idea que se adaptara a una línea de 5 para defender y se adelantara cuando su equipo tuviera la pelota, jugando más suelto.

Rangel festeja el gol que le dio la victoria a Junior.

Gol local

El principal problema pasó por la falta del cambio de ritmo al cruzar la mitad de la cancha, porque Loaiza y Román Martínez aseguraban el destino de la pelota con mucha lentitud. Junior había acertado con el único acercamiento y con un cabezazo bombeado de Rangel se había adelantado 1-0.

Así y todo, casi a la media hora contó con una chance muy clara cuando Rentería definió desviado desde una posición muy clara, cuando Salazar había empezado a complicar con su habilidad. Y casi al final, un disparo de Reniero fue sacado en la línea por Ditta.

Para el segundo tiempo, Almirón apeló a dos cambios. Ingresaron el Perrito Barrios y Castellani y uno de los que salió fue... Peruzzi, quien sin dudas no cumplió con los pedidos del DT. Sin embargo y pese a que contó con la pelota en su poder no asustó con frecuencia.

Junior esperaba y buscaba las contras para Luis Díaz, Teo Gutiérrez y Rangel sin mucha efectividad, por lo cual se dio un trámite chato, con imprecisiones y lejos de los arcos.

Un disparo débil y cruzado de Gaich fue lo que generó el Ciclón, con jugadas siempre iniciadas por Barrios, que le dio algo de frescura de mitad de cancha hacia adelante, al igual que Gaich, pero no llegó al empate y así cortó su envión copero, sumando además que venía de eliminar a Huracán. Junior, sin hacer demasiado, logró su primera victoria y anotó su primer gol en la Copa.

Comentarios