Luego del entrenamiento a puertas abiertas que este jueves llevó a cabo el plantel de Boca en La Bombonera, el Gobierno de la Ciudad le informó a Daniel Angelici que, por haber excedido la capacidad máxima permitida, el estadio había sido clausurado.

Esta mañana, los dirigentes de Boca iniciaron las acciones para que puedan levantar la clausura lo antes posible, ya que si el xeneize levanta su séptima Copa Libertadores, la idea es que los hinchas se acerquen a festejar a La Bombonera.

Desde el Gobierno de la Ciudad expresaron que, si Boca paga los 100.000 pesos de multa, la clausura se levantará y el estadio estará habilitado nuevamente y disponible para los hinchas en el caso de que el club grite campeón en el Monumental.

Comentarios