Misión cumplida para Heung-Min Son: el líder de Corea del Sur, figura de Tottenham de Mauricio Pochettino, consiguió la medalla de oro con su selección en los Juegos Asiáticos y podrá seguir jugando al fútbol profesionalmente.

Si perdía, el delantero hubiera tenido que retirarse dos años para cumplir con el servicio militar obligatorio en su país. Y la cuenta oficial de Tottenham lo felicitó por haber ganado la medalla dorada.

 

Comentarios