Mientras que el plantel de Marcelo Gallardo realizaba la práctica matutina pensando en la superfinal del sábado, ante Boca, en el predio de Ezeiza, River recibió la visita de la Conmebol que decidió hacer un control antidoping sorpresa.

La medida no sorprende en lo absoluto ya que es habitual que la entidad que rige el fútbol en Sudamérica haga estos controles que son muy recomendados por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA)

Hasta el momento no se dieron a conocer los nombres de los jugadores a los que les solicitaron las muestras de orina.

Comentarios