Cuando todos los caminos conducían a que Usain Bolt estaba próximo a firmar su primer contrato como futbolista, la oferta que recibió por parte de Central Coast Mariners no tenía el monto deseado, por lo que lo rechazó y hasta no llegar a un acuerdo no continuará entrenando en el club australiano.

El jamaiquino pretende ganar tres millones de dólares australianos (equivale a dos millones de dólares estadounidenses), mientras que lo ofrecido apenas llegaría a 125.000 dólares australianos.

Comentarios