A seis días del comienzo del Mundial de Rusia 2018, Manuel Lanzini sufrió la rotura de ligamentos de la rodilla derecha y no pudo jugar la Copa. Pero este viernes, hubo una buena noticia: el volante volvió a jugar después de 259 días y fue en el encuentro de su club, West Ham, contra Fulham, en el inicio de la fecha 27 (además jugaron Cardiff 1-Watford 5).

Con el encuentro 2-1 a favor del dueño de casa (ganó 3-1), el argentino ingresó faltando 15 minutos para el final y se llevó una merecida ovación.

Comentarios