Boca llegó a Brasil con un único objetivo por delante: comenzar de la mejor manera la serie de octavos de final de Copa Libertadores ante Corinthians, el martes desde las 21.30. Pero, antes de llegar al hotel, el plantel Xeneize vivió un particular episodio en el avión.

El avión en el que se encontraba la delegación de Boca descendió en un lugar incorrecto, por lo que tuvo que ser remolcado hasta otra pista para que los jugadores puedan bajar de la aeronave. Debido a eso, se demoró más de lo previsto la llegada del plantel al hotel en el cual concentrarán y descansarán pensando en el duelo copero ante el Timao.

Por otra parte, Eduardo Salvio que no seguirá en el Xeneize luego del 30 de junio, se encuentra con el primer equipo e irá al banco de los suplentes en el Arena Corinthians, aunque no continuará vistiendo la casaca azul y oro, ya que emigrará al fútbol mexicano para jugar en Pumas de la UNAM.

Battaglia ya se encuentra en Brasil junto al resto de la delegación.
Izquierdoz llega al hotel de la concentración en Brasil.

Comentarios