Como pocas veces se lo pudo ver y escuchar, Juan Martín Del Potro dio una extensa entrevista en la que no dejó tema por tocar, tanto desde lo deportivo como desde lo personal, revelando que todavía espera un milagro, además de rememorar lo que fue su triunfo en el US Open 2009 y de referirse a las deudas que le dejó su fallecido padre.

En una entrevista a Mariano Zavaleta por Star+, el tandilense se refiró al ATP de Buenos Aires, torneo en el que anunció su retiro: “Me costó mucho tomar la decisión de jugar. Agradezco los consejos y recomendaciones pero yo quería estar. Mi condición física y tenística es lo que se vio. Sentía que tenía que hacerlo, que era el momento. Sentí que tenía que decir que jugaba porque era mi momento de hacer un cierre a este sufrimiento y pesadilla que vengo sufriendo desde que me operé". 

Delpo habló a corazón abierto y tocó temas muy íntimos.

Enseguida, "Delpo" aseguró que este puede no haber sido el final de su carrera: "No cierro esa ventana para un milagro como ha pasado con Murray, que es un ejemplo muy real. O que hasta el día de hoy no hemos encontrado o saber detectar la razón del dolor. El tenis es mi pasión y el otro día de tenis estaba bien. Pero me costaba correr y esto así no lo puedo hacer”.

Pasando a un momento cúlmine de su carrera, contó el curioso festejo al que fue invitado tras ganar el US Open en 2009: “Cuando termina la final era lunes porque el domingo se había suspendido por lluvia. Era la una y pico, llego al hotel y estaba todo cerrado, no sabía dónde ir a festejar. Después de cenar tipo dos de la mañana, suena el teléfono de mi habitación, raro. Era Justin Timberlake había estado en mi partido y me invitó a una fiesta privada ahí en Nueva York como su invitado de honor. Le pedí la dirección, era lunes no sabíamos qué hacer y de la nada esto. Era todo Hollywood, cantantes, gente famosa".

Allí conoció a un monstruo de la NBA: "Todos los que te puedas imaginar, ahí conocí a una actriz muy famosa también. De repente el más importante ahí era yo. Estaba LeBron James que lo conocí. Yo estaba rodeado de seguridad y estaba LeBron pidiendo por favor para sacarse una foto conmigo. Fue una locura esa noche, yo tenía 20 años. Así fue el festejo”.

También fue claro sobre los problemas financieros que le generaron las malas inversiones de su padre: “Más allá de las cosas que puedan hablar, lo más importante es que en mi familia sabe quién es quién. Cómo nos manejamos en la vida con mi hermana es gracias a mi papá y mi mamá. Y lo otro va por otro carril que se va a solucionar. Ahora hay gente que yo estoy confiando que me va a ayudar. Como yo tengo a mi equipo de entrenador, kinesiólogo, tenis, médico. También está eso y es cuestión de que pase el tiempo, confiar, transcurrir el camino con mi familia de la manera que me merezco”.

El tandilense guarda la esperanza de poder volver a jugar.

Otras frases de Del Potro:

La Copa Davis: "Messi ganó la Copa América y ahora se lo ve como otra persona. A mi ganar la Copa Davis me dio paz. Cuando volvimos dije que iba a dormir tranquilo. Hubo un camino de sufrimiento y de cosas feas que tuve que pasar, pero eso me hizo mejor tenista y mejor persona".

Su festejo mirando al cielo: “Yo perdí una hermana de muy chico en un accidente de auto. Es algo que me quedó muy presente porque yo estaba en ese accidente. Cuando empecé a ganar partidos me salió solo y natural enviar un beso al cielo, tenerla presente, dedicarle cada triunfo. Es algo muy íntimo familia que capaz no se sabía. Siempre fue el mejor festejo que pude tener, hacerlo parte de eso como hermana mayor es muy especial”.

Los Juegos Olímpicos: “Los Juegos Olímpicos en el tenis es distinto. Ahora tiene el valor que merece y corresponde. Yo tomé dimensión de lo que vale cuando tuve la medalla en la mano. En Londres la usamos de pase en la final de los 100 metros porque no teníamos entrada. En el camino lo enganchamos a Scola, me colgué la medalla y empezamos a pasar vallas y todo bien argentino. Me acuerdo que entramos y fuimos hasta donde casi arrancaba la pista. Después la carrera duró 10 segundos. Pero a nivel tenístico fue de las semanas más lindas de toda mi carrera”.

Tener hijos: “Me gustaría. Tuve una época a los veintipocos que lo tenía presente. Si quiero ser padre, tener varios hijos. No poquitos. Me gustaría vivir en Tandil. Esa foto ideal todavía la sigo teniendo y la vida te puede llevar a cualquier lado. Hoy no es el momento, no está dentro de los planes”.

Un momento feliz: “Yo fui muy feliz cuando volví del US Open que perdí la final que cumplía 30 años. Hubo un tiempo ahí que debe haber sido que realmente decía ‘che, estoy feliz’. Estaba por pelear el número 1, estaba bien. Ese momento me lo acuerdo. Ese sobresale un poquito. El US Open que gano era más un niño y estaba más sobre una nube, era otro tipo de felicidad”.

Comentarios