Hay un lema que es casi una religión en el deporte motor: las carreras se terminan cuando se baja la cuadriculada. Y vaya si lo aprendió el piloto brasileño André Verissimo, quien por celebrar la victoria anticipada se terminó llevando la peor de las sorpresas. 

En Goiania, el piloto de la categoría Evolution del Superbike brasileño llegó con una gran ventaja a la recta final. Luego de cruzar la última curva, el brasileño miró en varias oportunidades hacia atrás, esperando a sus rivales y viendo la diferencia que había entre primero y segundo. Sin embargo, la decisión que tomó Verissimo fue la peor. Luego de ver varias veces hacia atrás, comenzó a festejar la victoria.

Tras varios metros, los pilotos que venían detrás, Osvaldo Filho Marcelo Skaf se fueron acercando a toda velocidad hasta que adelantaron a un Verissimo que no salía de su asombro ante su tremendo descuido.

Mirá el insólito final

Comentarios