Es una jugada que todavía les hace levantar la temperatura a los hinchas de Independiente. No es para menos, ya que el clarísimo penal que Javier Pinola le cometió aquella noche a Martín Benítez en el Monumental por los cuartos de final de la Copa Libertadores 2018 y que el árbitro Anderson Daronco ignoró, sigue siendo una herida abierta. Encima, River ganaba 3-1 y se metía en semis.

Protagonista de aquella jornada, Emmanuel Gigliotti hizo una autocrítica sobre aquella polémica jugada. "Martín (Benítez) protestó, pero soy partidario de que tampoco podés ser tan verde. Quedate tirado hasta que te lo cobren, que traigan la pantalla de televisión para verla. Debimos haber actuado diferente, teníamos la experiencia contra Gremio en la segunda final de la Recopa, lo expulsan a Amorebieta porque el jugador brasileño quedó llorando en el piso. El fútbol es para vivos", se quejó el delantero. 

La clarísima parata de Pinola a Benítez que todavía protesta medio Avellaneda.

Ojo, Gigliotti también insistió en que al equipo le faltó inteligencia para resolver aquella serie a su favor: "El fútbol es para vivos y nosotros en ese momento jugamos rápido. No solo fue esa jugada. Quedaban 20 minutos, íbamos 1-1, clasificábamos nosotros y no frizaste el partido. Nosotros también cometimos el error con el partido a nuestro favor. Puedo criticar una jugada, que puede habernos perjudicado o no porque no quiere decir que con el penal íbamos a pasar. Pero la realidad es que teníamos la clasificación y no lo cerramos".

Comentarios