Cuando estaba por finalizar el 2020, un hecho ocasionó un escándalo en Paraguay, cuando el argentino Raúl Bobadilla, que juega en Guaraní, se pasó de rosca en el festejo de un gol contra Libertad y casi deja al aire sus partes nobles.

Ahora, la Asociación Paraguaya de Fútbol tomó una durísima decisión con el delantero, que se había disculpado luego del polémico festejo: suspenderlo por cinco encuentros y una multa equivalente a diez sueldos mínimos de la primera división.

Desde el cuerpo técnico dirigido por su compatriota, Gustavo Costas, ya están al tanto de la resolución, la cual no les debe haber gustado en absoluto. Ahora, deberá conseguir un reemplazo para el reinicio del campeonato paraguayo.

Recordá el alocado festejo de Bobadilla

Comentarios