Al finalizar el partido entre el Manchester United (0) y Barcelona (1) en Old Trafford, por los cuartos de final de la Champions League, se produjo algo inesperado: la madre de Romelu Lukaku, el delantero de los Diablos Rojos, se avalanzó sobre Lionel Messi, lo abrazó, lo besó y se sacó fotos como una fanática.

Sin dudas, Adolphine Lukaku, la madre del futbolista, acababa de cumplir un sueño: conocer al crack rosarino. Mirá el video.



Comentarios