El último domingo, Carlos Zambrano sorprendió al anunciar sus deseos de retirarse del fútbol. En una entrevista con la televisión de su país natal, Perú, el defensor de Boca dijo que lo que lo sostiene es que su “familia pretende que siga al menos hasta el Mundial de Qatar”.

Un día después, y frente al gran eco que trajo dicha declaración, Oscar Ruggeri opinó al respecto. La apreciación del Cabezón fue crítica y aunque sus compañeros en ESPN argumentaron que el peruano puede estar estresado o agobiado por jugar en la elite tanto tiempo, el ex zaguero de la selección argentina disparó: “No puede estar quemado, tiene la Copa y un Mundial...”. 

Esta declaración del argentino generó un fuerte debate en las redes sobre todo en materia de salud mental y la presiones que tienen los deportitas de alto rendimiento.

“Estás por jugar la Libertadores con Boca y en junio tenés que viajar para jugar un partido recontra importante para su país (por el repchaje con rumbo al Mundial de Qatar 2022 ante Australia o Emiratos Árabes). No puede estar quemado porque vos mirás hacia adelante y a nada tenés Copa Libertadores, termina y tenés un partido de 90 minutos y después la Copa del Mundo”, expresó Ruggeri en F90.

Y agregó: “¿Cómo lo va a jugar?, ¿Qué presiones tenés? ¿Quién juega un Mundial? Son 22, 26 jugadores de un país, no todos tienen la posibilidad y lo que pagarían por estar ahí… Si terminó el Mundial y lo dice, lo entiendo pero decirlo ahora es tan raro…”.

Por último, opinó sobre la “preocupación” que tendría el DT de Perú por estas declaraciones de su defensor. “Yo soy Gareca… claro (se precocuparía), porque ahora se va a Barcelona para climatizar a los muchachos, y de pronto ve que uno de tus jugadores importantes diga eso…”, concluyó.

Comentarios